Translate

viernes, abril 18

CORNUDEZ PLATÓNICA:

En el siglo XVIII estaba de moda entre las damas de alta alcurnia tener un cortejo.Se trataba de elegir un amigo íntimo y darle libre entrada a la casa cuando el marido estaba afuera, algo muy frecuente. Este compañero de confidencias charlaba con la mujer de temas diversos, la acompañaba a la iglesia y le aconsejaba sobre el vestido y el maquillaje.Por supuesto, el marido conocía de su existencia y lo aceptaba sin mayor problema, porque las relaciones eran puramente platónicas. Este cortejo, tenía como única condición que la amada rechazara al pretendiente y no hubiera consumación. Una circunstancia aceptada de buena gana por el enamorado poeta, que se suponía que con esa dosis de sufrimiento podría crear con mayor intensidad. Aunque sospecho que más de alguna parejita no cumplió con la exigencia de quien se creía cornudo platónico jajajjaj
FELIZ FIN DE SEMANA!!

4 comentarios:

Cristián Kristian . dijo...

Es al revés , Erótica . Más de alguna parejita hizo de esto un juego platónico , no faltan .

Pipiolex dijo...

Muchas gracias por las lecciones de historia.

Saludos especiales.

Luis Alejandro Bello Langer dijo...

Esta situación se inspiraba en hechos vividos en la Edad Media cuando muchos nobles se enamoraban de la Reina y, para evitar posibles conspiraciones políticas derivadas del asunto amoroso, se derivó en lo del cortejo.

Aunque claro...el riesgo era mayor, pero el respetar la palabra era más importante en esos tiempos. Saludos cordiales.

pf dijo...

Te imagino preparándo tu vestuario para ir al encuentro de otro: ropa ajustada y suave y debajo tu lencería más provocativa, incluyéndo el cásico de las medias con liga. Te imagino a tí tomando la iniciativa y las riendas desde el principio, buscando esa nueva verga que harás tuya, con otro hombre que quedará enganchado y derretido ante tus atributos, ante tu actitud, ante la seducción de tu ser. Te imagino regresando luego de abrazarlo, besarlo y extraer hasta el último respiro de su miembro y saciarte con él, lo excitado que me sentiré de saber, de sentir que tu cuerpo trae recuerdos y huellas de otro. Creo que querré hacerlo inmediatamente, no para sacar los rastros de otro, sino para que sigas gozando hasta tu nuevo encuentro... No te imaginas cuanto te deseo!

m

BACK