Translate

domingo, abril 27

LOS PIES Y SUS DEDOS:

"Hay zonas que la naturaleza no las dotó de todo el esplendor o el interés que provocan otras, o más bien zonas del cuerpo en que lo práctico queda tan en evidencia que a una se le olvida explorarlas, lamerlas, morderlas, besarlas, chuparlas, quererlas… Zonas que la mayoría trata de feas, como los pies. Me he pasado la vida escuchando que los pies son horribles, asquerosos, que a todo el mundo le cargan, bla, bla, bla…Y yo, es cierto, he participado de ese piño que ha vilipendiado a los pies durante mucho tiempo. No relataré acá mi conversión en devota de los pies, porque en este caso no hubo revelación alguna ni rayo divino que me atravesó ni se hizo la luz en mí para descubrir que los pies eran mejor que las vergas… No vengo a exagerar acá. La verdad es mucho más simple: hoy, como cada mañana de Dios, estaba echándome crema en el cuerpo y miré mis pies que, por cierto, llevo con las uñas rojas como siempre en esta época, y me acordé que jamás había reparado en ellos a la hora de hacer esta columna y no por falta de uso.A mí me gustan mis pies y los dedos de mis pies también. No sé si son lindos o feos, pero me gustan, son largos y huesudos. Será porque me gustan los míos que me han gustado algunos de los hombres que han estado en mi cama, pero la verdad es que he querido sólo a los pies y sus dedos que se parecen a los míos. He despreciado a los pies rechonchos de dedos cortos y gordillos. Esos me han desagradado a decir verdad. Pero los largos y huesudos me gustan.Los pies, además, son un lugar al que he llegado más tarde, más lento. Al menos cuando he llegado hasta allá es porque esa persona me ha gustado mucho. Una expresión de intimidad, por ejemplo, para mí ha sido la vez que le he lamido los pies a un hombre, cuando llena de saliva mi boca, muy caliente, ha bajado hasta su dedo gordo y me lo he comido lento con mi boca y lo he lamido con mi lengua, para después seguir con cada uno de los dedos…Un pequeño rito que no ha pasado inadvertido ni para él ni para mí. Cuando metí sus dedos en mi boca sentí cómo se descolocó, cómo intentaba sacarlos entre mezcla de pudor, cosquillas y poca costumbre y desde abajo mirándolo, mi lengua y yo insistimos en lamerle los dedos, pero para mí también era nuevo, los dedos eran grandes, huesudos, firmes, secos no estaban acostumbrados a lo blando a lo cálido, a lo suave y de a poco sus dedos y mi boca se fueron encontrando hasta que dejé de lamerlo y subí lento por su pierna hasta dejar mi entrepierna clavada en sus dedos mojados con mi saliva. Apenas la punta de sus dedos que de a poco de fueron clavando más profundo en mi entrepierna que los sentía toscos, pero cada vez más dóciles… Lamer los pies, qué imagen de sumisión me viene a la cabeza cuando me veo en ese lugar…Y me gusta la sorpresa, el impacto de hacerlo y la entrega de él y la mía.Los odiados pies y sus dedos…Qué estupidez, porque no hay mejor momento cuando un hombre, sin el afán de hacerse el galán (que eso es patético y además abunda) logra cazar mis pies en sus manos para acariciarlos y cuando logro dejarme y no salir huyendo del pudor, pues hay pocos puntos tan placenteros y que te desarmen más que cuando alguien te da masajes en los pies con crema y los recorre suave… Ese momento cuando uno se deja, cuando ya no hay cosquillas y están los pies de uno en las manos del otro, rendida, sin opción de salir corriendo. No soy coleccionista de pies como lo he sido de vergas. Los pies y sus dedos son más difíciles, lentos y honestos. "
.

10 comentarios:

Satori dijo...

no puedo evitar señalar el siguiente video cada vez que leo un canto a los pies. tomen nota,please:

http://es.youtube.com/watch?v=Wx7UH9ostjk

"clavar los pies en la entrepierna" ..creí que ese tipo de proezas era solo potestad de las bailarinas...

pegaso dijo...

los pies de una mujer son el fetichista masculino por antonomasia...

george dijo...

Los pies de la mujer son el soporte de toda la belleza, de las curvas fenomenales, del cuerpo sensual, son ellos que hacen vibrar los senos y mover las caderas cuando ella anda...

gracias por tu bello post,
desde ahora trataré los pies con mas cariño!!!

un beso

Anónimo dijo...

tienes los dedos , gorditos y cortitos , Erotika

ERÓTIKA dijo...

SATORI los pies son capaces de muchas cosas, de mover sus dedos casi tan perfectamente como los de las manos y provocar la smismas sensaciones besos erótikos.

PEGASO claro el color del esmalte de uñas, el zapato indicado y la bota alta y brillante desatan las mas variadas lujurias.


GEORGE vaya punto de vista no lo había pensado así con una cosmovisión tan amplia y erótika, asumo que gustas de las curvas mi querido ;)

ANONIMO fijate que los tengo bastante proporcionados y supongo nada peludos al lado de los tuyos jajjajja

Roman slavery dijo...

Diosa Erotika fue una casualidad para mi descubrir su sitio y el placer que me provoca leerlo, debo sincerarme y decirle que me encantaria ser su esclavo para que me enseñe a obedecer a una mujer, me humille, me dome como a un animal, me oblige a bailar a latigazos al ritmo de su musica preferida y me azote con su latigo por capricho placer o por el motivo que se le ocurra.

intuyo que en otra vida fui un esclavo romano, que sirvio a un ama perversa padeciendo todo tipo de vejaciones, castigos y humillaciones. esa fue siempre mi fantasia y de poderla concretar sin duda seria con un ama de su singular belleza fisica.

mi admiracion y respeto para ud señora.

Marcos
29 años
Desde Argentina.

Luis Alejandro Bello Langer dijo...

Para muchos, los pies son protagonistas de tanto trajín que se descuidan las atenciones que debieran tener porque, al otro día, igual va a estar bajo altas exigencias.

En todo caso, concuerdo contigo...si llegaste a los pies, es porque ya pasaste y disfrutaste por todo el camino previo; más encima, con el plus que sabes darle. Saludos cordiales.

Anónimo dijo...

...Pero no amo tus pies sino porque anduvieron sobre la tierra y sobre el viento y sobre el agua hasta que em encontraron.

Juank dijo...

Tremendamente excitante... los pies femeninos son una de las partes del cuerpo más sensuales. Recuerda algo, no hay pies femeninos feos... sólo algunos están mal cuidados.
Te agrego a mi blog.
http://piesdechica.blogspot.com

Juank dijo...

totalmente de acuerdo... idolatro los pies femeninos, son tan dulces... no me puedo resistir a ninguno.

m

BACK