Translate

domingo, junio 23

La abandonadora de hombres:


 Siempre  he creido en el amor,  sin embargo  no puedo decir ningún nombre de un  hombre amado, ninguno a marcado mi vida, asi como para decir a este amé loca y desenfrenadamente,  he sido apasionada es cierto , me he dejado llevar siempre por los instintos y a veces  he creido obedecer a mi corazón pero la  verdad he obedecido sólo a mi entrepierna, sólo a ella le he sido fiel todos estos años, ese instinto de conquista y de animalidad propia de  mi especie humana que inténtese o encúbrase somos animales que al  fin y al cabo sobrevivimos en búsqueda de placer y compañía en el largo camino de la vida.

Siempre ha sido un desafío conquistarlos, y  una vez conquistados usando las más variadas y creativas tácticas he perdido súbitamente el interés, y he desaparecido un poco más difícilmente porque debo reconocer que tengo el defecto de enamorarlos y lentamente me he convertido en una abandonadora de hombres que no me han  hecho feliz y  no me enorgullezco de  ser  caprichosa y exigente, sólo busco  idolatría y sumisión eterna en un hombre y  que sea un objeto de placer incansable y varonil.

Es un renacer una y otra vez el proceso de conquista de un nuevo amante, tampoco existe una norma estricta de proceder, no son todos  iguales aunque  digan que si, asi como nosotras no somos todas iguales, ellos nos  clasifican y distinguen por  incluso el tamaño y contextura de nuestra entrepierna, nunca había pensado que tenia una  vagina especial , pensé estos 39 años que eran todas iguales  pero no, ellos también saben distinguir a la vista y al tacto que vagina les es seductora y apetitosa, no es lo mismo una huesuda que una rellenita, no es lo mismo una pelada que despeinada,  asi que  con sorpresa  mi proyecto de Toy boy me explico estas vaginísticas revelaciones. El chico se ve joven pero para su edad ya distingue muy bien las  vaginas y sabe muy bien que le  gusta y  está desesperado por sumergirse en  la mia,
No es lo mismo conquistar a un hombre de edad media que a un Toy boy de 18 años, de casi 19 como prefiere decir él, que resultó   muy varonil y seguro para su edad, me dijo claramente que quiere  tener experiencia antes de tener alguna vez algo serio, me dejó muda,muchos  del doble de su edad no tienen esa honestidad  ni definen sin pestañear sus intenciones libidinosas  sin proyección futura, y me parece bien porque yo ya vengo de vuelta: ya me casé tuve hijos, incluso él podria serlo, tengo amigas con  hijos  en la universidad  y si alguna  tuviera un proyecto de Toy boy seguro que la culpa la consumiría por que podría ser el amigo de un hijo suyo, o considerarlo una inmoralidad. Pero yo  no tengo hijos grandes así que  sigo  en  la conquista del Toy boy o mejor dicho me he dejado conquistar por él,  y en nuestro primer encuentro  me trato de  Usted cosa que me mató un poco las pasiones, pero una vez encerrados discretamente  en el ascensor  del mall me  trato por mi nombre sin dejar de toquetearme como si hubiera salido recién de la cárcel luego de un largo tiempo sin tener a una mujer.
Su cara de ángel me conmueve pero  su  estatura imponente me hace sentir con un hombre y no con un jovencito, sabe usar sus manos enormes, y su  lengua, fue un primer encuentro casual, queria ver si me inspiraba ternura o  líbido y   la verdad luego

de tantear su equipamiento  me llevé una grata sorpresa que no me hizo dudar que será  un buen e insaciable amante, que no necesitará viagra y hará de una noche larga una jornada  incansable y memorable, llegué a darme una ducha fría, decidida a dar el  paso  hacia la moda de tener un amante joven. Moda e s moda y existe para seguirla pues.

No hay comentarios.:

m

BACK